La judoca Paula Pareto volvió a trabajar al hospital de San Isidro y los médicos le dieron un recibimiento inolvidable

Deportes 12 de agosto de 2021 Por Redacción
Paula Paretto foto IG
Foto IG Paula Pareto

Paula Pareto sigue cosechando elogios y muestras de cariño. Después de participar en Tokio 2020, su últimos Juegos Olímpicos, la judoca fue recibida con gran cariño por sus compañeros del Hospital de San Isidro, que le hicieron un pasillo de honor.

Además de los aplausos, las paredes del hospital fueron decoradas con globos que le daban la bienvenida a la ahora exdeportista argentina.

Después de unos días de vacaciones, la “Peque” volvió a su trabajo como médica cirujana en ortopedia en el Hospital Central de San Isidro, y se encontró con la sorpresa: “Vuelta a la guardia con sorpresa de bienvenida en mi segunda casa. No por nada se le llama residencia, ¿no?”, escribió la atleta en su perfil de Instagram junto a tres imágenes del recibimiento que reflejan la alegría del momento.

La judoca Paula Pareto viene de atravesar momentos de mucha emoción tras los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en donde cerró su carrera como deportista profesional con un diploma y un enorme reconocimiento por sus logros competitivos.

“¡Gracias por este recibimiento y por tantos años de paciencia y aprendizajes!”, agregó la ganadora de la medalla dorada en los Juegos de Río de Janeiro 2016. En su última lucha en Tokio frente a la portuguesa Catarina Costa por un repechaje de la categoría, Paula se vio limitada por un esguince en su codo izquierdo que sufrió durante el combate anterior.

Fuente: tn.com.ar

Te puede interesar