Si UTA confirma un nuevo paro, la Municipalidad garantizará el servicio de transporte

General 07 de enero de 2021 Por Redacción
combis
La implementación de un servicio alternativo de transporte de pasajeros está respaldado por la ordenanza 5.011.

De un tiempo a esta parte, el paro de colectivos pasó a ser moneda corriente en nuestra provincia. La disputa entre el gremio UTA y los empresarios se agudizó el año pasado y parece no tener fin en un futuro inmediato. 

Este miércoles, al menos cinco líneas dejaron de prestar servicio a partir de las 18, cuando los choferes decidieron convocar a una asamblea para manifestar disconformidad con las decisiones del sindicato. Recordemos que César González, secretario general de UTA, había declarado que el servicio quedaba garantizado mientras se llevaban a cabo las negociaciones sobre el pago del salario adeudado.

El parate en algunas líneas de colectivo, y el paro total cada vez más cerca,  puso en alerta a las autoridades del municipio de San Miguel de Tucumán, por lo que el secretario de Gobierno, Rodolfo Ocaranza, aseguró que en cuanto la medida se generalice, entrarán en servicio las combis que se registraron durante la última medida de fuerza de los choferes tucumanos.

Ocaranza explicó que la implementación de un servicio alternativo de transporte de pasajeros está respaldado por la ordenanza 5.011, que declaró al servicio como esencial.

Las unidades registradas, que cumplen con todos los requisitos necesarios, realizarán doce recorridos distintos sin ingresar al microcentro. Para completar la puesta en marcha, sólo resta definir el valor de la tarifa.

Mientras tanto, el gremio y los empresarios reiteraron su oposición al funcionamiento de un servicio alternativo, al tiempo que ratificaron una nueva reunión en la que intentarán destrabar el conflicto, provocado por una deuda que asciende a más de $ 100 mil por cada chofer de ómnibus.

Newsletter