“No quiero compararlo con Báez Sosa, pero la diferencia es que estoy vivo” dijo la víctima del ataque de jugadores de rugby en Córdoba

Policiales 09 de diciembre de 2020 Por Redacción 1
Lautaro Insúa, de 18 años, fue atacado por cuatro rugbiers del club cordobés El Tala RC. Le provocaron fracturas y daños oculares. Qué dice el comunicado de la Unión Argentina de Rugby.
golpiza-joven-rugbiers_Lautaro_Inzúa
Lautaro Insúa y las marcas que le dejó la patota


La Unión Argentina de Rugby (UAR) difundió en la noche del martes un comunicado de repudio tras la feroz golpiza que un grupo de jugadores del club cordobés El Tala Rugby Club le propinó a un joven y condenó el ataque "aún cuando se haya producido fuera del ámbito deportivo".

"A raíz de los hechos de público conocimiento sucedidos en la ciudad de Córdoba, que involucran a jugadores de El Tala Rugby Club y sin perjuicio de que los mismos se desarrollaron fuera del ámbito deportivo, la Unión Argentina de Rugby repudia y condena enérgicamente cualquier manifestación de violencia e informa que los jóvenes fueron suspendidos provisoriamente por las autoridades del club para realizar actividades", dijo.





La UAR indicó que Tala RC inició una investigación sobre la golpiza a un joven, y que como organización comenzó en febrero de 2020 el proyecto “Rugby 2030, hacia una nueva cultura”, un programa que tiene como objetivo reconocer, responsabilizar y resolver la conflictividad relacionada con el rugby en Argentina, buscando reducir la violencia en todos sus aspectos.

Esa iniciativa contiene 24 módulos que se implementarán durante dos años e involucran a todas las partes de este deporte en el país, incluyendo directivos, entrenadores, jugadores, familias, uniones y clubes, en pos de "una transformación profunda".

Un grupo de jugadores de rugby de un club de Córdoba fueron denunciados el por golpear brutalmente a un adolescente de 18 años en la madrugada del domingo, en el barrio cerrado Los Carolinos.

La víctima, Lautaro Insúa, dijo que eran cuatro rugbiers pero que solo dos lo golpearon, le quebraron el tabique y le produjeron daño ocular. “Para ellos fue normal el ataque. Ya lo hicieron. Después de golpearme se fueron a otra fiesta. No quiero compararlo con Báez Sosa, pero la diferencia es que estoy vivo”, dijo el joven en Radio Nacional Córdoba.

Lautaro expresó que el encuentro en el barrio privado fue después de la fiesta de egresado, y que cerca de las 3 de la madrugada alguien los autorizó a pasar. "Quiero aclarar que de los cuatro, dos fueron los que me golpearon. Nos decían que no se querían ir. Estos chicos eran muy grandotes. Cada golpe que me dieron resultó en una fractura", aclaró .

El abogado patrocinante de la familia de Lautaro, Carlos Nayi, expresó que el joven fue "brutalmente agredido por cuatro rugbiers" que procuraban ingresar a una cena de despedida de curso sin consentimiento de los organizadores.

"Bastó que le pidieran que se retiraran del lugar para que reaccionaran violentamente y agredieran a Lautaro. Le quebraron el tabique y afectaron la zona ocular. El joven pide la detención de los rugbiers que actuaron como patota y le generaron graves daños a la salud y riesgo permanente en un órgano. Además, quiere ser admitido como querellante particular", dijo Nayi.

Por su parte, el padre del adolescente contó que "los padres de los jóvenes agresores, son reconocidos dentro del club del Tala. Uno de ellos es vocal dentro de la comisión del club".


/Minuto 1

Newsletter