Batalla campal entre un grupo de menores y mozos en bares de Plaza Urquiza. VIDEO

Policiales 09 de diciembre de 2020 Por Redacción
WhatsApp Image 2020-12-09 at 5.13.43 PM
Captura de video.

Golpes, gritos y corridas se vivieron pasado el mediodía en uno de los bares ubicados en el corazón de Barrio Norte, frente a Plaza Urquiza. En las imágenes que pudo captar Periódico Móvil, se puede observar a un grupo de menores arrojando sillas y agrediendo a mozos de uno de los negocios gastronómicos de la zona. Uno de los empleados responde la agresión, empuja a una de las chicas y luego ésta, desde atrás, le propina nuevamente una trompada.

Las agresiones continuaron hasta calle 25 de Mayo y Santa Fe. Allí, intervino un uniformado y un hombre de civil, se presume que es policía, quien llegó corriendo y se abalanzó contra un joven de remera roja, pero este fue rescatado por las menores que lo acompañaban. Una de ellas con un bebé en brazos y otra que gritaba continuamente que tenía un hijo discapacitado.

Finalmente, la escena terminó con todos volviendo hacia la misma zona del bar en donde se había generado el conflicto, y luego el grupo de chicos se retiró insultando a los mozos del bar.

Los propietarios de bares de la zona de Plaza Urquiza se quejan de la situación que generan aquellas personas en situación de calle, que piden colaboración a los clientes ubicados en las mesas de las veredas y el sector de Plaza Urquiza.

Según sostienen los comerciantes, el problema comienza con la ocupación de las sillas, luego los modos agresivos con que se conducen hacia los clientes y al personal de servicio, y muchas veces hasta en actitud desafiante se llegan a robar el material de trabajo: servilleteros, cubiertos, copas. Incluso, afirman que arrebatan las propinas que quedan en las mesas para los mozos, denuncian.

La mayoría de los jóvenes denunciados son menores de edad, lo cual dificulta el trato de parte del personal de los bares. Si bien la policía intervino, al ser menores los mismos, abusan de ese derecho ante los agentes de seguridad, sostienen.

De acuerdo a los testimonios de vecinos del lugar, no es la primera vez que esto ocurre ante el reordenamiento de las mesas, que la nueva normalidad trajo a los bares y restaurantes tras las consecuencias de la pandemia.  Pero surgen interrogantes acerca de cómo proceder ante este nuevo imprevisto, atendiendo a las leyes y en resguardo tanto del trabajo del personal gastronómico como de la propiedad privada. La ubicación de mesas y sillas en la vía pública, hacen más vulnerables a los clientes de otra modalidad de robo de nunca acabar, los motoarrebatos cada vez más frecuentes en la zona. 

Newsletter