Está acusado de atacar con una botella a una mujer policía y quitarle su arma reglamentaria con la cual intentó dispararle

Policiales 05 de noviembre de 2021 Por Redacción
virtual
Foto: tucuman.telefe.com

Se llevó a cabo este viernes 5 de noviembre una audiencia de formalización de la investigación, formulación de cargos y pedido de medidas de coerción en contra de un sujeto acusado de golpear brutalmente e intentar dispararle a una mujer policía a quien había abordado para robarle sus pertenecías, en un hecho ocurrió el pasado 28 de octubre en la zona norte de la capital tucumana. El malviviente, identificado como Enrique Alberto Jerez, había sido atrapado minutos después por personal policial durante una persecución que incluyó un intercambio de disparos con uno de los efectivos.

En el transcurso de la audiencia, el auxiliar fiscal Leandro Abdala relató el hecho atribuido al acusado e indicó la imputación formulada en su contra cuya calificación legal provisoria es de robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con el delito homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa. Además se le imputó el hecho de haber disparado contra un policía con el arma reglamentaria que le había quitado a la víctima en momentos en que era perseguido.

“Estamos ante un hecho extremadamente violento. El imputado le pegó a la víctima en cinco oportunidades en la cabeza con una botella de vidrio. Además, cuando se percató que tenía un arma reglamentaria, le saco la misma y gatilló en reiteradas oportunidades. Le dijo en dos oportunidades te voy a matar ante la súplica de la víctima que le decía que se lleve todo. Esto demuestra el absoluto desprecio por el imputado por la vida humana”, expresó el representante del MPF que solicitó la prisión preventiva para Jerez por cuatro meses. Al fundamentar el pedido, la fiscalía tuvo en cuenta que la pena que se puede obtener como resultado del proceso puede ser severa y también se valoró el riesgo de entorpecimiento de la investigación. Por otra parte la mujer policía tomó la palabra en la audiencia y sostuvo: “me cuesta ver al agresor delante de mí. Me cuesta escuchar y revivir todo lo ocurrido. Desde aquel momento se me presentan a cada rato las imágenes donde me veo siendo atacada”. Luego de escuchar a las partes, la jueza resolvió hacer lugar a todos a los planteos efectuados por el Ministerio Fiscal y ordenó que el imputado sea trasladado al penal de Villa Urquiza en calidad de prevenido.

La acusación

El día 28 de octubre, alrededor de las 20.30 horas, la mujer policía regresaba en su bicicleta de prestar servicios en la comisaria V cuando a la altura del puente ubicado en calle 25 de Mayo y Francisco de Aguirre fue abordada por Jerez. El imputado la agarró por la espalda, la tiró al suelo y le dijo que le entregue el rodado, la plata y la mochila, a lo que la víctima le manifestó que se lleve todo, pero que no le haga daño. Sin embargo el sujeto agarró una botella de vidrio y le dio cinco botellazos en la cabeza. En esos momentos el malviviente se percató que la mujer tenía su arma reglamentaria en la cintura, se la quitó, la remontó y le gatilló con la misma varias veces, sin que se produzcan los disparos porque el arma cuenta con un seguro de empuñadura. Luego tomó la mochila de la víctima, su bicicleta y se dio a la fuga con la pistola. Minutos más tarde, personal policial que estaba prestando servicios en una estación de servicio ubicada a 100 metros del lugar fue advertido de la situación y comenzó una persecución contra el acusado que, al verse acorralado, apuntó con el arma al uniformado y efectuó una serie de disparos. La secuencia terminó con la llegada de más efectivos que lograron reducir al malviviente. /tucuman.telefe.com

Te puede interesar