Caso Luis Espinoza: re caratularon la causa y extendieron por cuatro meses más las prisiones preventiva a los detenidos

Policiales 22 de diciembre de 2020 Por Cristian Argañaraz
Luis Espinoza

El 15 de mayo de 2020 Luis Espinoza, en medio de un operativo de la policía por supuestas carreras clandestinas de caballos, desapareció luego de cruzarse en un confuso episodio con los uniformados. El peón rural, padre de seis hijos, se encontraba en los alrededores del predio cabalgando junto a su hermano Juan, en el momento en que nueve agentes de la fuerza policial y un vigilante municipal arribaron con el objetivo de impedir la realización de las carreras cuadreras en la zona de Melcho, al sur de la provincia de Tucumán.

De acuerdo a la investigación realizada por la justicia, al menos cuatro de los efectivos policiales forcejearon con Juan el hermano de Luis que al tratar de defenderlo, cayó de su caballo, corrió y en ese momento fue impactado -por la espalda- por un proyectil disparado por uno de los policía que participaba del operativo. La bala ingresó por su omóplato izquierdo, perforándole el pulmón. El trabajador murió desangrado. 

Siempre según los testimonios y la investigación realizada, el cuerpo de la víctima fue trasladado a la comisaría de Monteagudo, donde permaneció cuatro horas, siendo atado a la base de un mástil, desnudado, y preparado para su posterior desaparición. Se envolvió el cuerpo en una frazada, bolsas de residuos y cintas de embalar, además de una soga que fue utilizada para manipularlo. Se cree que el trabajador falleció en algún momento entre el disparo y el traslado a la dependencia policía. Luego salió de la comisaría en el baúl del auto de Rubén Montenegro, subcomisario de la dependencia, y se lo trasladó 120 kilómetros a un barranco en la frontera con la provincia de Catamarca, donde finalmente fue arrojado.

El 16 de mayo de 2020 su familia intentó hacer la denuncia de desaparición en la mencionada comisaría, donde se les negó la posibilidad de radicar la misma antes de las 72 horas de la desaparición. Luego de varios días, tras una investigación en la que efectivos policiales declararon haber hecho un pacto de silencio, informaron la ubicación del cuerpo, se lo encontró en la localidad de La Banderita, en la provincia de Catamarca. El cuerpo fue encontrado el 22 de mayo de 2020 en un acantilado con profundidad de 150 metros. 

El 20 de junio de 2020, el juez Mario Velázquez dictó la prisión preventiva por seis meses para los diez acusados, acusados del delito de "desaparición forzada de persona con resultado de muerte y privación ilegítima de la libertad en concurso real".​ La fiscal del caso había solicitado que la misma se extendiese por doce meses pero no se hizo lugar a esa petición.

También la abogada querellante en ese momento insistió que la causa sea recaratulada como "Privación ilegitima de la libertad seguido de homicidio doblemente agravado" pedido que este 18 de Diciembre fue confirmado por la Fiscalía Penal de Instrucción Conclusional Especializada en Homicidios. Además se extendió a cuatro meses más las prisiones preventivas de quién era el jefe de la comisaría de Monteagudo Rubén Montenegro, el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos Claudio Zelaya y Miriam González, los agentes José Paz, Carlos Romano, Esteban Rojas González y Héctor Fabio Villavicencio.

 

Cristian Argañaraz

Periodista, consultor. Especialista en marketing digital.

Te puede interesar