Mundo: más de 87 millones de infectados y 1.8 millones de muertos por SARS-CoV-2

Mundo 07 de enero de 2021 Por Redacción 1
Según un informe de la Universidad Johns Hopkins en los Estados Unidos, la cantidad de personas que se confirmó que estaban infectadas con el SARS-CoV-2 suman a hoy 7 de enero un total de 87.654.861 en todo el mundo. De ellos, han fallecido 1.891.260 personas.
20200214-zaa-p138-013_d567e6b6_1500x961
Un conjunto de coronavirus SARS-CoV-2 se traslada a través del torrente sanguíneo para atacar otras células Para ello, el virus encaja primero sus proteínas S en unos receptores celulares denominados ACE2 (proteínas), como una llave que abre una cerradura / Foto Niaid/Planet Pix via Zuma Press/ Cordon Press

La pandemia azota en algunos su segunda y en otras su tercera ola, mientras se anuncian diferentes medidas de restricción de circulación según la gravedad de la curva de contagios, en cada país.

Hasta el momento, se informaron un total de 87.654.861 infectados en todo el mundo, de los cuales fallecieron 1.891.260 personas, según la estadística que lleva adelante la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos. 

Del informe en tiempo real disponible en la web, el mayor número de personas infectadas se encuentra en los Estados Unidos con 21.354.027 y le siguen La India, con 10.395.278; Brasil, con 7.873.830; Rusia, con 3.297.833 y el Reino Unido con 2.897.887.

La cifra de muertos, mientras tanto, ubica a la mayor cantidad en Estados Unidos con 362.037; seguido por Brasil, con 198.974; La India, con 150.336; México, com 129.987 y Reino Unido con 78.632. 


Un conjunto de coronavirus penetra en el tejido adiposo de una muestra recogida de un paciente estadounidense a finales de febrero. Cada virus puede llegar a crear de una sola vez entre 10.000 y 100.000 réplicas. Además, este tipo de virus pueden infectar células cercanas o desplazarse a través de pequeñas gotitas que escapan de los pulmones, de ahí la enorme capacidad de contagio de estos virus. En cada proceso de replicación el virus destruye la célula infectada, por lo que puede acabar causando estragos a los pacientes, que pueden desarrollar neumonía y llegar a morir/ Foto Niaid/Planet Pix via Zuma Press/ Cordon Press

/NHK



Newsletter