Incertidumbre en Tucumán: Manzur no viajó a Buenos Aires y Jaldo reclama la gobernación

Política 20 de septiembre de 2021 Por Redacción
Juan Manzur y Osvaldo Jaldo
Juan Manzur y Osvaldo Jaldo.

Se viven horas de incertidumbre en Tucumán. La designación de Juan Manzur como Jefe de Gabinete abrió la discusión en nuestra provincia sobre la línea sucesoria, en medio de la feroz interna que mantiene el peronismo tucumano y la aplastante derrota del ala jaldista en las PASO. 

Según trascendió este domingo, los intentos de Alberto Fernández, Sergio Massa y Wado de Pedro para convencer a Osvaldo Jaldo de aceptar un cargo a nivel nacional, condición impuesta por Manzur para viajar a Buenos Aires, no tuvieron resultado. 

La negativa del vicegobernador a formar parte de la estructura nacional retrasó el viaje del mandatario provincial, que tenía previsto partir hacia Capital Federal este domingo por la tarde. La extensión de la estadía de Manzur en Tucumán generó una ola de especulaciones sobre lo que puede suceder en el ámbito político provincial.

El bloque que responde al gobernador sostiene idea de que Jaldo no tiene autoridad política para hacerse cargo del Ejecutivo. Por su parte, el presidente de la Legislatura asegura que por mandato constitucional le corresponde el sillón de Lucas Córdoba. 

Por otro lado, este lunes se espera que ingrese en la Legislatura el pedido formal de licencia para habilitar el viaje de Manzur y que pueda jurar como jefe ministros esta tarde.  La sesión podrá desarrollarse entre las 8.30 y las 13, y tendría una duración de no más de 15 minutos, tiempo suficiente para la realización del trámite.

Un sector del manzurismo sostiene que la línea sucesoria debiese contemplar a Sergio Mansilla, presidente del bloque de Lealtad Peronista, aunque la Constitución de Tucumán no deja margen para otras interpretaciones. El artículo 91 expresa: "En caso de muerte, renuncia, enfermedad, ausencia u otro impedimento del Gobernador, sus funciones serán desempeñadas por el Vicegobernador hasta el cese del impedimento, cuando fuese temporal, o hasta completar el período constitucional por el que fueron electos, cuando el impedimento fuese permanente".

Sin embargo, el mandatario no se resigna a dejar el Ejecutivo en manos de su adversario político y espera que el presidente Alberto Fernández insista ante Jaldo para torcer su postura y que acepte algún cargo nacional, ya sea en el Banco Nación o en la Secretaría de Asuntos Municipales. Aunque por estas horas el vicegobernador se mantiene firme y desea garantizar la institucionalidad en Tucumán.

Te puede interesar