La Superintendencia de Servicios de Salud transfirió en 2021 a las obras sociales casi $ 31 mil millones por los tratamientos prolongados y más costosos

General 12 de enero de 2022 Por Redacción
Superintendencia de Servicios de Salud

Es una cuestión muy conocida que las obras sociales periódicamente tienen diversos problemas de financiamiento, que lleva a que tengan complicaciones para dar respuestas acordes a sus afiliados. En razón de eso es que desde la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) se suelen hacer giros de dinero para poder financiar ese déficit. En virtud del Fondo Solidario de Redistribución, durante todo el 2021, se transfirieron un aproximado de 31 mil millones de pesos. 

Este monto antes mencionado representa para el sector de las obras sociales un aumento por demás considerable, toda vez que es un casi 30% más que lo recibido en el 2020, cuando las transferencias fueron por cerca de 24 mil millones de pesos, y un 153% más de lo que percibieron en el 2019, cuando las transferencias superaron por poco los 12 mil millones de pesos.

Sin dudas que el incremento exponencial en la transferencia de recursos por parte de la SSS a las obras sociales el año pasado obedeció principalmente a la pandemia por el coronavirus. Algunas de las que más fondos pudieron tener a disposición por parte de este organismo, y que podemos tomar como ejemplo, son OSECAC (Obra Social de los Empleados de Comercio y Actividades Civiles) con casi 4 mil millones de pesos, OSDE (Obra Social de Ejecutivos y Personal de Dirección de Empresas) con un poco más de 1,7 mi millones de pesos, también la obra social de Unión Personal Civil de la Nación con más de 1,25 millones de pesos y en cuarto lugar la Obra Social del Personal Rural y Estibadores de la República Argentina con 1,23 mil millones de pesos. 

A la hora de transferir estos recursos, desde la SSS establecieron algunas directivas y una de ellas fue que las obras sociales mantuvieran adecuadamente cubierta la cadena de pagos, a los fines de que puedan cumplir con todos los prestadores de servicios e hicieran frente al Covid 19. Pero también, muchos analistas entendieron que se trató de un importante desembolso de dinero para que los precios de los planes de salud se mantengan estables y no tengan aumentos, que provocaría que muchas familias pasar directamente a la salud pública, ante la imposibilidad de pagar las cuotas todos los meses. 

Algo importante a mencionar es que no se tratan estos giros de subsidios que el Estado Nacional realiza, sino que son puntualmente los fondos que se obtienen de los aportes y contribuciones que se obtienen de los salarios, que van al Fondo Solidario de Redistribución. Además de los dos motivos mencionados en el párrafo anterior con respecto a porqué se transfieren estos fondos, otro que se debe agregar que es fundamental, es el relativo a que las obras sociales puedan cubrir tratamientos prolongados de sus afiliados, que tienen costos que son muy altos generalmente.

Y para finalizar el análisis, uno de los últimos datos que se deben mencionar es que estos fondos no serán adicionales, sino que serán imputados como adelantos de fondos, a cuenta de aquellas solicitudes que van efectuando los Agentes del Seguro de Salud. 

Te puede interesar