Fin de año movido: Desarticularon cinco fiestas clandestinas y cerraron campings en El Cadillal

Policiales 28 de diciembre de 2020 Por Redacción
Fiestas clandestinas
Intensifican los controles policiales en toda la provincia para evitar fiestas clandestinas.

Durante el último fin de semana fueron desalojadas cinco fiestas en diferentes ciudades de la provincia. Además, se clausuraron campings en El Cadillal.

La Policía de Tucumán intensificó los controles y recorridos para evitar las fiestas clandestinas en el marco de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, esto parece no hacer mella en un sector de la sociedad que sigue sin cumplir con las medidas cuidado recomendadas por la cartera de salud. 

El comisario inspector Marcos Goane, segundo jefe interino de la Unidad Regional Norte, explicó que en todos los casos se dio intervención a la justicia. “Una de las fiestas se desarrollaba en un salón y el resto en domicilios particulares con gran cantidad de gente. A todos los propietarios se les labraron actas por violar las disposiciones del Comité Operativo de Emergencia (COE) y deberán responder ante la fiscalía interviniente”, señaló.

Por un lado, fueron desactivadas tres fiestas en la ciudad de Yerba Buena: en calle Paraguay al 1.500, en calle Remedios de Escalada al 500 y en jurisdicción de Comisaría El Corte, en calle Constancio Vigil y Río Muerto. Además, se secuestró un auto por infracción a la Ley Nacional de Tránsito 24.449.

En segundo lugar, se desalojó una fiesta que se llevó acabo en una casa sobre un camino perpendicular al kilómetro 23 de la Ruta Provincial 311, en la localidad de San Pedro de Colalao. En el lugar fueron detenidas dos personas por contravenciones policiales. Por último, el personal policial intervino en una fiesta en Lomas de Tafí, donde se retuvieron tres autos y una moto de personas que asistieron a la reunión.

Campings clausurados en El Cadillal

“Como parte de las medidas que se toman para garantizar que se respeten las resoluciones y restricciones dispuestas por el COE, procedimos a clausurar cinco campings que no estaban habilitados”, informó el comisario Goane.

En horas de la tarde de este sábado, personal policial relevaba El Cadillal cuando descubrieron que en la zona del Río Loro había cinco campings recibiendo grupos de gente. Aunque este tipo de actividad no está permitida, los encargados poseían una solicitud de autorización para habilitación dirigida al Ente de Turismo, pero la misma no tenia  validez para la apertura del espacio. 

Se puso en conocimiento a la Fiscalía Especializada en Emergencia Sanitaria , desde donde se ordenó que sean identificados los encargados, se desalojen los los campings y se labren las actuaciones correspondientes.

Newsletter