"Fue un año para el olvido" según el titular de la Unión Hotelera y Gastronómica de Tucumán

Turismo 30 de diciembre de 2020 Por Redacción 1
Referentes de los ámbitos público y privado de Tucumán hicieron un balance de 2020 y aventuraron cómo será el 2021.
Ramón Veliz informes y guía (1)
El Turismo tuvo uno de los peores impactos de la industria por la COVID-19

“Fue un año para el olvido”, resumió el presidente de la Unión Hotelera Gastronómica de Tucumán (UHG), Ernesto Gettar. “Nuestra actividad es muy corporativa, y fueron suspendidos todos los congresos y convenciones. Ahora tenemos mucha esperanza con la vacuna, a ver si a partir de ahí se puede empezar a reactivar nuestro sector. Más allá de todos los esfuerzos que se hacen desde el Ente (de Turismo), es muy difícil pronosticar qué va a pasar: tenemos fuertes esperanzas para julio”, agregó.

En el mismo sentido, el presidente de la Cámara de Turismo de Tucumán (CamTuc), Héctor Viñuales consideró que “la perspectiva para 2021 va a depender de en qué sector de la industria te encontrás. Si estás dentro de (lo que es) alojamiento en un destino turístico como Tafí del Valle o San Pedro de Colalao te vas a poder 'defender', pero si estás en la ciudad el escenario es muy difícil porque no va a trabajar el turismo corporativo, de reuniones, que representa el 70% de las camas en la capital”. Y agregó: “La Cámara solicitará la prórroga del ATP (Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) para el pago de sueldos a empleados, y el próximo año tenemos previsto hacer capacitaciones, ronda de negocios y un neo-workshop junto a FEDECATUR”.

Al respecto, Luis Zamora, presidente de la filial Tucumán de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), anticipó que “el 2021 es un año incierto en el que no están dadas las condiciones, con suerte vamos a tener un 25% anual de ocupación, de acuerdo a las proyecciones nacionales que hay. El sector empresario intenta seguir bancando con la esperanza que se reactive, y confiamos que la llegada de la vacuna y los cuidados de la sociedad van a colaborar”. Además, dijo que “tuvimos la ayuda de la ATP sino hubieran cerrado más hoteles, y queremos buscar herramientas de los gobiernos nacionales y provinciales para seguir teniendo a la industria de pie, es nuestro objetivo inmediato”.

Ciudad Sagrada de Quilmes  IMG_6536IMG_6555020
Respecto a la organización de eventos, Guillermo Autino, titular del Tucumán Bureau, explicó que “los eventos post-covid serán híbridos, entre presenciales y online, pero no dejarán de existir. Hay que comenzar a transmitir esto a las instituciones para que nos preparemos para lo que viene”. Y añadió: “el mercado va a sufrir muchas modificaciones y habrá que ir adaptándose en el tiempo: el comportamiento del asistente y los eventos en sí van a sufrir cambios. Por eso estamos trabajando en la elaboración de protocolos, queremos restaurar la confianza en el destino para que los organizadores de eventos asociativos y corporativos empiecen a pensar que esto es factible de nuevo”.

Distinta es la lectura de Fernando Olmedo, presidente de la Asociación de Guías de Turismo de Tucumán. “Estamos terminando el año con un aliciente, se les cambió el semblante a los colegas porque logramos la Ley de regulación del servicio de guías de turismo, lo que nos garantiza que cuando se reactive la actividad se contratarán guías tucumanos”. Además, consideró que “el nuevo turismo exige espacios abiertos y reinventarnos a nosotros. Creemos que estas vacaciones explotarán el turismo interno local y después se irá abriendo al resto. Para el invierno vamos a tener reactivado nuestro sector”.

Por su parte, Fernando Mignone, presidente de la Asociación Tucumana de Agencias de Viajes y Turismo (ATAVyT), opinó que “desde lo laboral fue un año durísimo para nosotros, pero como institución hemos crecido bastante y logramos unirnos entre las agencias de la provincia y tener una muy buena vinculación con el Ente”. Resaltó además que “hemos sido la provincia que más beneficios de subsidios obtuvo a nivel nacional, y necesitamos que el gobierno nos siga apoyando para que podamos salir a flote". 

Desde la función pública, el titular del Ente Tucumán Turismo (ETT), Sebastian Giobellina, vaticinó que “el camino de la recuperación será lento y progresivo, y tendrá sus particularidades" al tiempo que se esperanzó en "tener un verano con una buena ocupación en las villas turísticas, y un segundo semestre donde comience a reactivarse la actividad en capital, con congresos y eventos con protocolos y una modalidad diferente, adaptada al nuevo contexto”. El funcionario calificó además la gravedad que tuvo la pandemia para el sector: "No fue desestabilizadora para el turismo, sino paralizante”, concluyó.


 

Te puede interesar