Manzur viajará a Estados Unidos para participar de las negociaciones con el FMI

Política 12 de octubre de 2021 Por Redacción
91892_vv
91892_vv

Aun en el marco de gran escepticismo y hasta “agotamiento” con la Argentina que predomina entre los inversores de Wall Street, la visita del jefe de Gabinete, Juan Manzur, a Nueva York para acompañar al ministro de Economía, Martín Guzmán, suma algo de atractivo al encuentro que se producirá este viernes. Al menos, los representantes de los distintos fondos de inversión convocados tendrán un nuevo interlocutor a quien hacerle la misma pregunta que los inquieta desde hace meses: ¿quién manda en la Argentina?

En un principio, la reunión estaba prevista por Guzmán en el marco de la gira del Presidente Alberto Fernández para participar de la Asamblea de las Naciones Unidas, hace 20 días. Pero la crisis política tras el resultado de las PASO lo obligó a cambiar los planes, por lo que el ministro reagendó el encuentro para esta semana, como cierre de su viaje a Washington para acelerar las negociaciones con el Fondo Monetario. Sin embargo, no es ése -un eventual acuerdo con el FMI- el principal punto de inquietud de los bonistas. Consciente de eso y, tal vez también de sus propias dificultades para convencer al mercado del respaldo político con el que cuentan sus planteos, Guzmán sondeó el interés de los inversores en escuchar a Manzur. Caracterizado como un político “más de centro derecha”, a quien se lo llega a asociar con ideas de corte más liberal como las implementadas por el ex presidente Carlos Menem, su presencia en Manhattan está lejos de despertar optimismo.

“Los inversores desconfían de un plan económico, cualquier plan económico, porque lo que les preocupa es el poder detrás de ese plan para tomar las decisiones. En ese sentido, la visita de Manzur es oportuna porque lo que quiere saber el mercado es quién manda (Javier Timerman)

“Imagino que se debe tener mucha confianza hablando en estos círculos. Si bien él tiene un rol preponderante, no queda claro que tenga suficiente poder para llevar al Gobierno a un tipo de administración diferente”, sostuvo Diego Ferro, presidente de M2M Capital, quien consideró que tal vez la gestión se puede volver más pragmática pero no mucho más. “No queda claro qué pueda llevar al Gobierno a un estilo más parecido a la época de Menem, con menos trabas, con liberación del tipo de cambio, con un plan que genere confianza. Si viene y dice eso, a los inversores les va a encantar. El problema es que le crean”, explicó.

El diagnóstico de Ferro es generalizado en el mercado, donde recuerdan las repetidas veces que Guzmán hizo “afirmaciones sensatas” que después no se ven plasmadas en las políticas del Gobierno, lo que le valió al funcionario la pérdida de credibilidad aun cuando le reconocen sus convicciones. Sin dudas es por eso que, para el mercado, el principal foco ya no son las posibles soluciones a los problemas económicos o el acuerdo con el FMI sino, esencialmente, la política.

Además de preguntar quién es el jefe en la Argentina, los inversores indagarán por enésima vez respecto del plan para salir del cepo cambiario, mitigar la brecha, bajar la inflación y ordenar las cuentas macroeconómicas

“Los inversores desconfían de un plan económico, cualquier plan económico, porque lo que les preocupa es el poder detrás de ese plan para tomar las decisiones. En ese sentido, la visita de Manzur es oportuna porque lo que quiere saber el mercado es quién manda”, opinó Javier Timerman, el asesor financiero más cercano al Gobierno, director de AdCap Securities quien, por supuesto, participará del encuentro junto a fondos como Golden Tree, Gramercy o Redwood. También a BlackRock, uno de los acreedores más duros en la negociación por la deuda que cerró el año pasado Guzmán, se le cursó invitación.

“En definitiva, nada va a cambiar demasiado pero es importante el viaje de Manzur porque el Gobierno tiene un problema de comunicación con el mercado y esto puede ser un paso para mejorarla, al menos va en ese sentido”, agregó Timerman.

Lo cierto es que los enviados del Gobierno volverán a entrar en contacto cara a cara con fondos tenedores de deuda argentina después de muchos meses y podrán palpar en vivo el alcance de su malestar con las políticas argentinas, que no permitieron una mejora en la cotización de sus activos como esperaban hace un año cuando aceptaron la oferta de Guzmán. En ese sentido, además de saber quién es el jefe en la Argentina, los inversores indagarán por enésima vez respecto del plan para salir del cepo cambiario, mitigar la brecha, bajar la inflación y ordenar las cuentas macroeconómicas. Como un extra, se sumó en las últimas horas una nueva inquietud: qué significa el recambio en la Secretaría de Comercio, con el desembarco de Roberto Feletti en el área.

Funete: Infobae. 

Te puede interesar