Amigos, una pelota y unas hojas en blanco

Deportes 08 de enero de 2022 Por Redacción
“Mundos paralelos” es un compilado de historias y anécdotas donde todo amante del fútbol puede sentirse identificado.
Mundos Paralelos
Mundos Paralelos. Amistad, fútbol, lectura y amigos.

“Uno escribe de lo que vive”, señala Edgar Sabich, uno de los coautores. En 2020 la pandemia trajo un sinfín de nuevas costumbres, una de ellas fue el home office. El trabajo en casa, permitió ganar el tiempo de ida y vuelva a la oficina; contexto en el que dos amigos se plantearon encarar la escritura conjunta.

Sabich recordó entre risas: “en pandemia nos pasamos un par de cuentos y producciones que cada uno tenía, vimos que había coincidencia y nació la idea de laburar juntos. La pandemia nos permitió tener más tiempos y nos dejó darle tiempo a la escritura”.

El deporte nacional de Argentina es el pato, pero para la gran mayoría ante la pregunta sin dudarlo responde “el fútbol” o “la pelota”. Y así fue como estos dos futboleros al verse cara a cara con la página en blanco del editor de texto de la computadora encontraron su sincronía. Sabich comentó al respecto: “uno escribe de lo que vive, con lo que tiene relación. Los dos somos muy futboleros, estamos en un país muy futbolero y creo que la idea surgió espontáneamente”.

Raulo Díaz, el segundo coautor, destacó: “me gusta mucho el fútbol. Siempre me gustó jugar, ver los partidos. En lo personal soy una persona que todo te lo explica con fútbol, voy a una entrevista de trabajo y ante la pregunta ¿en qué puestos te ves? Yo respondo que soy medio ocho”.

Por sus páginas, “Mundos paralelos” bordea lo real con lo ficticio, la anécdota con un poquito de exageración.

Parafraseando las palabras de los autores, ellos nacieron en un país donde se respira fútbol. En Argentina el deporte nos atraviesa la vida sea o no uno futbolero, es normal escuchar expresiones como: “me cortaron las piernas”; “se te escapó la tortuga”; “este va a ser el año de Racing”; etc. En ese contexto nacional no sorprende que más de un autor se inspire en la pelota.

Así como Roberto Fontanarrosa, Eduardo Sacheri y Hernán Casciari, Raulo y Edgar se inspiraron en el deporte que moviliza sus pasiones, mientras que Díaz alega, “mi puesto es de arquero. Yo me identifico con Germán “Mono” Burgos porque le gustaba mucho el rock, la música y el deporte”. Sabich, por otro lado, se define como “un 9 del ascenso, batallador, remador que por ahí va al choque”.

Mundos Paralelos

En pandemia, Díaz y Sabich supieron unir sus pasiones por la pelota y la pluma. El tiempo adicional, producto del home office, lo tradujeron en un libro de cuentos cortos que invita a sentirse protagonista por sus escenas.

Te puede interesar