Desde marzo, la Policía aprehendió a más de 6.000 personas por no cumplir la cuarentena

General 13 de octubre de 2020 Por Redacción
85

Desde marzo hasta el 30 de septiembre pasado, la Policía de Tucumán realizó un importante despliegue de todos sus recursos en el  marco de la pandemia del Covid-19 y prevención del delito. El Jefe de Policía, Comisario General Manuel Bernachi, expuso este martes un balance de todo el trabajo realizado por la fuerza desde que se inició la cuarentena ante las autoridades del Comité Operativo de Emergencia(COE).

“Desde que se inició la cuarentena se hicieron cumplir las disposiciones del COE y se realizó un arduo trabajo para prevenir el delito en todas sus manifestaciones”, destacó  el Comisario General Manuel Bernachi, quien, además, resaltó el trabajo coordinado y planificado que se realizó con los municipios y comunas de la provincia, los Ministerios del PE y fuerzas de seguridad nacionales con asiento en Tucumán.

”Hubo un trabajo importante y un esfuerzo adicional de parte de todos para sacar a la provincia de esta situación  en el marco de la constante planificación que realizó el Departamento de Operaciones Policiales (D3)”, puntualizó.

Entre los datos más destacados del balance relacionado a la pandemia,  en los puestos fronterizos se  controlaron 102.302 vehículos y 111.922 personas, entre ellas, viajeros, repatriados y golondrinas. Del total de vehículos, más de 98.200 fueron camiones. 

En ese período, la Policía intervino en las 55.575 llamadas que el Sistema de Emergencias del 911 recibió por parte de vecinos que alertaron sobre reuniones sociales y familiares, fiestas clandestinas, partidos de  fútbol, riñas de gallos y juegos de azar, entre otras concentraciones de personas que no están permitidas por el COE a fin de evitar contagios del Covid-19.

Además, en estos siete meses se retuvieron 19.000 vehículos, de los cuales 9.700 fueron retenidos por infracción a la Ley Nacional de Tránsito N° 24.449, otros 4.022  por incumplir con el DNU 297/2020 y el resto, 5.270 fueron secuestrados por orden judicial. Al mismo tiempo, fueron constantes los operativos para controlar el  cierre de bares y restaurantes junto a los agentes del IPLA y la Dirección de Espacios Públicos de la municipalidad capitalina.   

Los efectivos de la fuerza también tuvieron un rol importante en los dos cerramientos preventivos que se realizaron en forma inédita en Leales y Concepción. A esto se suma el apoyo al personal del Siprosa en distintos operativos, como el de Búsqueda Activa de Febriles, en distintos barrios de la provincia. 

En los últimos meses se multiplicaron los controles en entidades bancarias y comercios para hacer cumplir el distanciamiento social; y hubo 39.600 retenes fijos y móviles en centros urbanos de la provinciaDurante la exposición, en la que también participaron los intendentes del Gran San Miguel de Tucumán, también se resaltó que desde un primer momento el personal policial contó con los  elementos de bioseguridad y capacitaciones en cuanto a medidas preventivas. Además, se habilitaron centros de aislamiento para detenidos y el personal policial.

Prevención del delito

Entre marzo y septiembre pasados también hubo un trabajo constante para prevenir el delito. En ese marco, la Policía realizó 3.421 allanamientos ordenados por la Justicia y secuestró 371 armas de fuego.En tanto, durante los siete meses, en las Comisarías y Unidades Especiales se recibieron  en total 14.841 denuncias y hubo un total de 572.217 llamadas recibidas en el 911. 

En el marco de los operativos preventivos desplegados en toda la provincia, unas 14.430 personas fueron privadas de su libertad, de las cuales 6.087 fueron aprehendidas por no cumplir con las medidas de la cuarentena; 3.045 por causas procesarles y 5.298 fueron detenidas por contravenciones.

Los efectivos y Bomberos de la fuerza también trabajaron intensamente en 231 focos de incendios que se registraron en cañaverales, pastizales y zonas de montaña y urbanas.

Violencia de género

Desde que se inició la cuarentena, la violencia de género fue uno de los temas a los que la Policía se abocó con más atención. El Sistema de Emergencias 911 recibió 8.366 llamadas por casos de mujeres víctimas de violencia. Este número representó un incremento de un 4% con respecto a las llamadas recibidas en igual período de 2019.

Además la fuerza policial trabajó en 1.469 denuncias,  controló las pulseras electrónicas de 45 parejas monitoreadas y realizó 419 consignas policiales ordenadas por la Justicia para proteger a  mujeres víctimas de violencia de género.

Te puede interesar