Comienza hoy el tratamiento de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Senado. Accedé al plenario en vivo.

Política 14 de diciembre de 2020 Por Redacción
Comisiones del senado



La Cámara alta
comienza hoy el tratamiento en comisión del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). La iniciativa, aprobada en Diputados este viernes, debe conseguir el dictamen en los próximos días para ser tratada en el recinto antes de fin de año.

El debate en comisiones comenzará esta tarde, a partir de las 14, cuando senadores y senadoras se reúnan para escuchar las opiniones del ministro de Salud, Ginés González García; de la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y de la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra.

Esta semana, el plan de trabajo incluye cuatro plenarios de las comisiones a las que fue girada el viernes la iniciativa: Justicia; Asuntos Penales y Salud; y Banca de la Mujer.

La intención es conseguir el dictamen y llevar el proyecto al recinto el martes 29 de diciembre.

El proyecto fue girado al Senado el viernes, luego de haber sido aprobado en Diputados por 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones: un margen más amplio del que había obtenido cuando fue aprobado en 2018.

En esa oportunidad, la Cámara Alta lo rechazó por 38 a 31, con dos abstenciones y una ausente.

La iniciativa

El proyecto de legalización del aborto permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, a la vez que habilita la objeción de conciencia de los profesionales que no están de acuerdo con realizar esta práctica médica.

El plazo de la semana 14 no se aplicará cuando el embarazo fuera producto de una violación, en los casos de menores de 13 años o si estuviera en riesgo la vida.

En los casos de los menores de 16 que decidan abortar, se requerirá su consentimiento y que concurra acompañado por un familiar o un referente afectivo, mientras que las personas mayores de 16 años tienen plena capacidad por sí mismas para prestar su consentimiento.

Si una institución privada no cuenta con profesionales para realizar la interrupción del embarazo, deberá disponer la derivación a otra institución en la que sí se pueda concretar, según contempla el proyecto.

Newsletter